Saltear al contenido principal
A “imposible” Le Sobran Dos Letras

El lenguaje metafórico es un puente entre lo simbólico y lo real, entre quien cuenta los cuentos y sus metáforas y el oyente.

Las metáforas se emplean para dar confusión a nuestra mente, y de ahí olvidar la atención prestada a nuestra parte consciente y racional. De esta forma se activa a la mente desde otra perspectiva para hacerla trabajar, para hacerla buscar.

En esa búsqueda surge información que antes no estaba.

A partir de aquí, os comparto un cuento metafórico de Albert Einsteisn. Deja las distracciones a un lado, saborea su lectura, y deja que la libertad de tu mente haga el resto…

Había dos niños que patinaban sobre una laguna congelada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación.

Cuando de pronto el hielo se revienta y uno de los niños cae al agua.

El otro niño viendo que su amigo se ahogaba debajo del hielo, toma una piedra y empieza a golpear con todas su fuerzas hasta que logra quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido se preguntaron ¿Cómo lo hizo? El hielo es muy grueso, es imposible que lo haya podido quebrar con esa piedra y sus manos tan pequeñas.

En ese instante un anciano dijo: “yo sé cómo lo hizo”.

¿Cómo? Le preguntaron al anciano y él contestó: No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Albert Einstein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba