No somos una familia normal

Me levanto cada mañana cansada, con cara de no dormir mucho, entre ronquidos de mi marido y la segunda piel en la que se convierte mi hijo cada noche en nuestra cama familiar, porque eso es ahora, una cama de 1.35 y una de 90 bien pegada.
Si, me levantó cansada, pero feliz.
Quizás sea por dormir todos juntos, o bien porque las risas forman parte de nuestro día a día.  Por que otra cosa no, pero normal, lo que se dice normal,creo que no somos.
Claro que hoy en día  no hay una definición exacta y concisa de normalidad.

Somos una familia pequeña de tres miembros humanos Papa,mamá y un peque casi mayor de 5 años,  además  de los otros miembros de la familia,nuestras tres perras, el caracol y un pez.
Sin contar 3 abuelas (la suerte de hijos divorciados, mamá  tiene 2 abuelas que aportar), 1 abuelo, 1 yeye (novio de una de las abuelas) muchos tíos consanguinios y adoptados, con los respectivos primos y primas de todas las edades para hacer una gran tribu.

Esos somos nosotros una pequeña familia sin duda con mucha suerte.

En la crianza cuento con un gran padre, marido y compañero de vida fantástico. Con paciencia relativa y muchas ganas  de mejorar.
Intentando hacer  lo mejor en educación para un niño con las ideas claras y  ningún problema para  hacerlo saber, con un humor últimamente de caca, culo, pedo , pis propio de su edad y algún que otro berrinche inoportuno ( sobretodo  delante de la suegra o de la vecina súper madre del segundo).
Lo mejor de él su sinceridad, lo peor…. su manera de ser sincero!

Y luego estoy yo. La ultima que se ducha, la de la coleta y ojeras , la que deja a medias lecturas varias a altas horas de la noche.
(redes sociales y maternidad bloguera mayormente)
Con varios kilos de más  por ser mamá  basurilla, con tal de no tirar. Y con muchos defectos que ha tenido que aparcar hasta que llegue la preadolescencia del enano.

Nuestro día  a día es una rutina caótica,besos, trabajo, casa, rabieta,abrazos, jugar, cole, te quiero, biblioteca, un déjame mamá,  cuenta cuentos, parques, rabieta baño, amigos, paseos, limpieza,rabieta de nuevo, pijama,  y un largo etc de cosas que hacen supongo las familias.

Y aunque  parece que seamos una familia “normal”
creerme , no lo somos.

Nuestra manera de ser y nuestra manera de criar nos hace una familia ÚNICA .

No encuentro una situación especial

Me cuesta pensar una situación especial de mi familia para explicar por qué mi familia es especial. Y no es que no haya situaciones que seguro son muy especiales, pero no se me ocurre nada por que ya para nosotros serán de lo más normal.

Empezaré contando quiénes somos, sin más. Mis hijos, gemelos, Pablo y Luna, son mi luz… y a veces mi tormenta. Pablo con sus rabietas mononucleares, y con sus estallidos de alegría y risa contagiosa hacen que mi vida, y bueno, la de mi marido y la de mi hija tengan un nuevo sentido cada día. Desde que se levanta por las mañanas con toda su energía.

Luna, tan meticulosa para manipular sus juguetes (sus favoritos son los Lego, le encanta construir), es meticulosa hasta para meter el dedo en el ojo de su hermano y hacerle llorar. Luego, como no le gusta verle llorar -y mucho menos enfadado y gritón- le da un abrazo y le seca las lágrimas ella misma. Mi marido y yo nos sorprendemos con cada escena que estos dos micos nos regalan a diario.

Ahora para hablar de Fran, mi marido, tomo aire. A veces es tan despistado… ¿cómo puede no darse cuenta de pasar por la gasolinera cuando el coche lleva todo el día en reserva? La rabia que me dá cuando cojo el coche al día siguiente a toda prisa con los niños ¡con los dos juntos! y cuando miro al reloj de forma triunfante porque ese día llegaremos puntuales al cole… ¡¡la gasolina!!! desastre. Pero lo bueno que tiene (varias cosas), cambio: lo mejor que tiene, es que cuando estamos los cuatro en casa es el más divertido con diferencia, y los niños y yo nos reímos muchísimo cuando se disfraza de cualquier personaje que en ese momento le venga a la cabeza. ¡ es genial, y ridículo!.

Y quedo yo, Mónica. Creo que para mis queridos y queridas vecinas debo ser la “despistada”, sí, también como mi marido. ¡Cuántas veces me habrán visto con el abrigo puesto, la coleta mal hecha, y las zapatillas de estar en casa – un guiño a Carmen Sevilla- mientras agarro de la mano a mis hijos y vamos teniendo una conversación por el portal ( y sí, como imaginabas, en esa conversación hay gritos, lloros y desesperación a veces). También guardo momentos especiales cuando los niños vienen a nuestra cama por la mañana y les hago una maravillosa tienda de campaña con mis piernas levantadas, y ellos disfrutan sólo por estar en nuestra cama. Todos juntos.

Pero ¿sabes lo mejor de todo? que esta es mi familia y ya no me imagino mi vida sin ella, me da sentido. Me gusta el ingrediente que cada uno le añade para que sea así como es.

¡GRAN CONCURSO DE “RELATOS DE FAMILIA” NAVIDAD 2015-2016!

En Conciliafam os proponemos un plan para estas navidades.

¿Queréis hacer algo juntos desde casa, y conseguir un divertido juego de mesa? Ésta es la propuesta: Un concurso para tomar nota. recordad juntos una anécdota, o cualquier historia que os haya pasado en familia, por la que podáis decir de forma unánime “¡mi familia es única!”. Y vuestra historia será premiada.

¿Conocéis las aventuras de el perruco ?

Ahora podéis llevaros a casa el juego ” de perruco …¡a perruco!” para hablar y jugar desde las emociones en familia, mientras os divertís juntos con este simpático personaje. Un juego de comunicación en el que todos ganan, aprenden y se divierten a través de la expresión de emociones y el relato de experiencias.

Participad en el concurso navideño de Conciliafam, escribiendo un pequeño relato familiar en el que nos describáis una experiencia especial: ¿Qué hace que mi familia sea única?. Y conseguiréis el libro “Leche y Miel” si sois una de los 5 primeros relatos publicados, y ¡el juego de el Perruco si vuestro relato es el más votado a través de Facebook!.

Las vacaciones de Navidad os pueden traer mucho juego en familia

Enviad vuestro relato a info@conciliafam.com.

Comenzamos el 28 de Diciembre, y los últimos relatos se publicarán el día 3 de Enero de 2016. El día 5 daremos a conocer el ganador del juego “de perruco…¡a perrruco!”, y nos pondremos en contacto con las personas que recibirán el libro Leche y Miel.

Estas navidadescaja juego de perruco a perruco aprendiendo las emociones basica os animamos a participar desde lo que más os puede emocionar: la familia en estado puro. ¡Mucha suerte!