TU AUTOESTIMA A TRAVÉS DE LA LETRA

¿Qué es la autoestima? ¿Nacemos con autoestima? ¿Qué influye a la hora de formarse nuestra autoestima y autoconcepto? ¿es cierto que se refleja nuestra personalidad y autoestima a través de la escritura?

La autoestima se puede definir como el aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo. Sería la respuesta a: “¿me gusto tal y como soy?”

La autoestima se va formando desde las percepciones, pensamientos, sentimientos y tendencias que vamos repitiendo de comportamiento por resultados que obtenemos del mismo, y este conjunto global se crea entre los 18-24 meses de edad; esto es, alrededor del año y medio- dos años.

En esa edad nuestra fuente de experiencias y relaciones afectivas y sociales se basan en la familia, especialmente con nuestra figura de apego. La relación y el vínculo que se establece desde ya antes del nacimiento es la clave sobre cómo se va a ir desarrollando la formación de nuestro autoconcepto y autoestima. Y de nuestra infancia se establecen las conexiones y aprendizajes que darán forma a nuestra personalidad en la edad adulta.

AUTOESTIMA EN LA ESCRITURA

La escritura refleja inconscientemente nuestros procesos mentales, comportamientos, sentimientos, y carácter. A medida que vamos acumulando, desechando y adaptando aprendizajes, nuestra autoestima puede ir variando, trabajando en ella de forma consciente para cuidarnos y querernos más… y mejor.

Por eso que nuestra letra, así como nuestros pensamiento y formas de actuación, pueden ir cambiando.

La Grafología nos servirá como un instrumento muy útil en el conocimiento de nuestra propia personalidad y la de los demás. Los rasgos más visibles y los más ocultos se muestran en los rasgos de nuestros manuscritos como una ventana al interior de nuestra mente y psiqué.

La grafología, por lo tanto, estudia la interpretación de los rasgos de nuestra escritura, tanto en los gestos más conscientes como en los rasgos inconscientes de nuestra grafía, y muy especialmente en la firma.

Quienes poseen una buena autoestima, se aceptan a sí mismos y se gustan como son. Reconociendo sus cualidades y aceptando sus limitaciones. No se sienten superiores a los demás ni tampoco se posicionan ante el mundo en un lugar inferior. Para hallar mayor autoestima es importante trabajar en el autoconcepto “¿Quién soy yo?”, lo que le llevará a explorar en sus cualidades y capacidades para poder confiar en sí mismo: AUTOCONFIANZA

Esto ya predispone a entrar en un alto conocimiento personal de las cualidades, virtudes y limitaciones propias.

La INSEGURIDAD está vinculada a experiencias del pasado en las que no hemos tenido un resultado exitoso (entendiendo el éxito como sentirse seguro, querido, aceptado, valorado) y aquí juegan un papel crucial las emociones y la intensidad en cómo se nos han manifestado.

Cada uno de nosotros tenemos un temperamento y una personalidad que ya mostramos desde el nacimiento, y que se va moldeando con cada experiencia que vivimos y según sean las experiencias con nuestra primera red de apoyo y socialización: la familia.

Por eso es que no hay dos personalidades iguales: cada uno de nosotros sentimos y pensamos de forma diferente, por eso es por lo que no actuamos igual… incluso no actuamos igual en las mismas situaciones, e incluso podemos sorprendernos a nosotros mismos actuando de una forma inesperada ante una situación nueva (de la que no contábamos con una referencia anterior) y que crea una forma desligada a patrones de experiencias ya vividas. No tenemos una recuerdo de referencia para actuar.

Cada experiencia que vivimos hace que sintamos emociones, y así es como se archivan nuestros recuerdos en nuestra mente. A mayor intensidad de la emoción mas duradero será el recuerdo y habrá experiencias que nos activen ese recuerdo si volvemos a experimentar esa misma sensación: de miedo, rechazo, inseguridad… en una situación similar, volviendo a repetir patrón. Por ejemplo, el miedo a las piscinas porque de pequeños vimos cómo se ahogaba alguien y nos sentimos intensamente asustados.

Y por el contrario, la SEGURIDAD nos aporta la agradable sensación de ese éxito que supone para nosotros un resultado de aceptación, valoración, protección, pertenencia, reconocimiento. Todas las experiencias que podamos vivir desde esta sensación, se grabarán en nuestra memoria para repetir ese mismo resultado deseado.

LOS RASGOS MÁS DESTACADOS EN GRAFOLOGÍA PARA CONOCER EL “YO” REAL

Desde aquí, la Grafología nos puede ayudar a encontrar esas aptitudes que hemos ido desarrollando a lo largo de nuestra experiencia en la vida, y la actitud con la que nos mostramos a la vida, en diferentes áreas: en el plano más íntimo y amigos de confianza, en la vida social, en el trabajo, nuestras cualidades innatas para el liderazgo, o cualidades que podamos desarrollar de modo consciente para ese mismo fin.

Podemos tomar nota de ciertas cualidades para su entrenamiento: Por ejemplo:

Ante una entrevista de trabajo, podremos preparar nuestro lado más seguro para el puesto,

Valorar la compatibilidad de caracteres con nuestra pareja incluso desde el lado menos visible de su personalidad

Observar de antemano la honestidad de una persona, su tendencia a la generosidad o no, la fantasía, creatividad, la afectividad, cómo vive su sexualidad, dotes de mando o sumisión, constancia o dejar las tareas a medias, pensar de forma analítica o impulsiva…

Así como en niños pasa con los adultos. Si queremos conocer su mundo interior, cómo piensan, cómo se sienten, qué les afecta, cuáles son sus potencialidades, qué les cuesta más para aprender y adaptarse a una convivencia, normas, introversión o extroversión… lo mejor es no ser intrusivos, evitar preguntas incómodas o situaciones preparadas que pueden condicionar su respuesta. Déjales expresar mediante su lado más sincero: la expresión de su mundo interno a través de su expresión con las letras, y los dibujos (técnicas proyectivas gráficas). Es un tipo de comunicación personal, libre y sincera.

¿QUÉ ANALIZAMOS LOS GRAFÓLOGOS PARA INTERPRETAR LA AUTOESTIMA A TRAVÉS DE LA LETRA?

-Tamaño de letra

-Orden del escrito

-Legibilidad

-Presión

-Rasgos tipo

-Rúbrica y firma

 

¿Quieres saber más? Consúltame en raquel@conciliafam.com. Te atenderé encantada.

Una empresa que ayuda a conciliar es una empresa inteligente

Son ya numerosos estudios los que se han venido haciendo en la última década sobre la correlación entre felicidad y trabajo.

Adecco, en su VII Encuesta sobre la “Felicidad en el Trabajo” realizada a más de 3500 trabajadores en toda España, confirma que tener un buen salario no es tan valorado como disfrutar de un horario flexible que permita la conciliación laboral y personal. Esta misma encuesta también afirma que una mayoría de trabajadores renunciaría a un mejor sueldo a cambio de gozar de mayor felicidad en la oficina.

¿Estamos acaso ante un nuevo paradigma en la concepción de la organización de las empresas?
Continuar leyendo…

Sesiones de Expresión Emocional con niños y sus familias: la amistad y el enfado a través de los cuentos

Cómo introducir valores a través de los cuentos. Propuestas para trabajar con niños de 2-5 años

Para plantearos algunas sencillas propuestas, nos centraremos en esta ocasión en niños en etapa de Educación Infantil (0-6 años) y en otro artículo podréis ver más propuestas, evitando hacer una lectura demasiado larga y concentrando los recursos que son más adecuados para cada rango de edad, ya que a partír de 6 años los niños y niñas en su mayoría sabrán leer y escribir, o al menos diferenciar los grafismos de las letras y se podrán trabajar cosas diferentes que a edades más tempranas.

Vamos a ver propuestas de actividades para trabajar los cuentos en casa y en el aula en Educación Infantil. Son propuestas para trabajar después de la lectura del cuento:

  • Los niños van dictando al profesor fragmentos significativos del cuento mientras el profesor lo escribe en la pizarra. Así los niños asocian las palabras escritas con su significado y grafismo, y aciertan lo que aún falta por escribir.
  • Si lo hacemos en casa, podemos hacernos con una pequeña pizarra (a los niños les gusta coger una tiza porque les resulta más sencillo que un lápiz y pintar en la pizarra y poder borrar les encanta), o en una cartulina de un color claro.
  • Reconstruyen la historia del cuento a través de imágenes fragmentadas de varias secuencias, en el orden temporal en que ocurren.
  • Escritura de los nombres de los personajes o de los elementos claves de la historia, o de expresiones dadas.
  • Escritura de pequeños fragmentos, acompañados y apoyados por imágenes.

La lectura y comprensión de un cuento puede hacerse de una forma lúdica a la vez que se nutre la parte intelectual en el aprendizaje de competencias académicas y personales de cada alumno, tomando en cuenta sus ritmos de aprendizaje. Siempre que exista un disfrute en el aprendizaje, éste cumplirá la función de ejercer como una buena base académica en la vida del niño desde su más temprana edad, favoreciendo su proyección en los estudios con mayor éxito. Y no solo hablamos de éxito académico, porque también afectará a las áreas más complejas de su vida.

¿CÓMO SE HACE?

UNA SESIÓN DE EXPRESIÓN EMOCIONAL

Para trabajar la animación a la pre-lectura, el pensamiento lógico, la elaboración de una historia a través de un hijo conductor espacio-temporal, y fomentar la comunicación desde la expresión de ideas y acontecimientos… para todo esto y más, porque los niños siempre sorprenden con más aprendizajes de lo que te puedas plantear con objetivos “formales”, puedes leerles un cuento sencillo.

En una de las sesiones, trabajamos el valor de la amistad,  los enfados y cómo “desenmarañarlos”. Para hacerlo sencillo elegí un cuento con ilustraciones muy claras para centrar la atención de los niños en el objetivo del mensaje y que pudieran seguir la historia que se contaba sin interferencias de estímulos visuales. En este caso, “Un poco de mal humor” Ed. Juventud, habla sobre el enfado y la resolución de conflictos de una forma clara y animada.

Fuimos comentando el cuento, preguntando qué se podía hacer cuando aparece tanto mal humor para hacer que desaparezca, adelantándonos a la lectura de la historia. Son preguntas de búsqueda de alternativas, con un pensamiento libre que les pone en una situación análoga. Después seguimos con el cuento y vamos descubriendo las posibilidades que se ofrecen el la lectura. Cuando acabamos, les pregunto cosas sobre los personajes, cómo se llaman, qué hacían cuando se llevaban bien, qué les pasa cuando les llega el mal humor, y cómo lo resuelven. Así fijarán mejor su atención y aprendizaje.

Por último, les muestro las 4 fichas que he creado con una historia similar, pero inventada y breve. Primero se lo puedes contar con un discurso hilado mientras vas pasando cada una de las fichas que representan las escenas que vas contando. Y cuando terminas, las dejas en el suelo y en orden. Podrán observarlas, comentar, preguntar, y querrán contarlo ellos mismos. Así que si haces una copia de esas fichas para cada niño ellos mismo podrán ordenarlas según cómo recuerdan y suponen que es la historia. 

Y si les apetece probar…  pueden hacer variaciones de la historia o crear una nueva desde su imaginación, su comprensión lógico-temporal y su arte, dibujando nuevas secuencias.

A partir de 4 años podrán escribir pequeños fragmentos, o al menos los nombres de los personajes y objetos que mejor representen, para ellos, la escena. Así podrás observar dónde está el foco de atención en su forma de interpretar ciertas realidades.

Y hasta aquí te acompaño en esta propuesta práctica de EXPRESIÓN EMOCIONAL. Ahora puedes probar en casa, o en el aula, y contar cómo ha sido tu experiencia ¡Seguro que salen cosas nuevas!

 

Musicoterapia: emoción y expresión desde antes de nacer

La musicoterapia es el uso de la música o elementos musicales, como la voz y el sonido, el ritmo, la melodía o la armonía, como canal para ayudar a una persona o a un grupo de personas a lograr cambios y mejorar su bienestar a nivel físico, emocional, mental, social y cognitivo.

Durante el embarazo, la musicoterapia ofrece un embarazo de mayor calidad, mejor conexión y vínculo desde antes de nacer, un parto con menores riesgos o complicaciones, y una crianza desde la base de esa conexión positiva desde antes del nacimiento. Tras varios estudios llevados a cabo con mujeres que han practicado la musicoterapia durante su embarazo, el bebé come y duerme mejor tras el nacimiento.

De forma natural estamos preparados para comunicarnos musicalmente. Y en la primera infancia ya se dan verdaderos diálogos musicales entre el bebé y la mamá; de hecho la madre de forma instintiva se comunica con su bebé con un tono melódico al hablar y el bebé es totalmente sensible a percibir tanto las cualidades tonales (tono, timbre, y movimiento tonal) como temporales de su voz (pulso, tiempo, ritmo y sincronización).

¿Te has dado cuenta alguna vez de que un bebé presta más atención a quien le habla desde un tono cantarín que a quien le habla con un tono más lineal?. ¿Y que percibe el estado de ánimo de la mamá o su referente por su tono de voz?, ¿o que diferencia la voz de su mamá a otras voces desde su nacimiento?

También la mamá reconoce el estado de su bebé por el tipo de su llanto y sus gestos. Hay una gran comunicación desde el sonido de la voz y los gestos, es nuestro material natural más potente.

Para aplicar las técnicas de musicoterapia el terapeuta tiene en cuenta a la persona a quien va a tratar, y lo acompaña y le ayuda. No le juzga, ni le limita, le anima a probar, le ayuda a tener confianza en sí mismo y en el terapeuta, para dejarle SER  y que las sesiones de musicoterapia fluyan por donde tengan que fluir para llegar al bienestar de la persona. Le deja ser auténtico y la relación se convierte en cercana y profesional. El proceso de cambio supone una introspección tanto a nivel consciente como inconsciente, por eso es importante crear una buena conexión entre la persona que recibirá las sesiones y el terapeuta.

Las técnicas son muy naturales y profundas.

La musicoterapia es beneficioso en todos los aspectos, y conecta con nuestra naturaleza desde que existimos, antes de nacer.