MAMÁ. Por Macarena Arnás Sánchez

Hacía tiempo que no me leía algo que me hiciera reflexionar más allá de lo que nos ocurre en el día a día, sobre emociones, sobre pensamientos. Sobre lo que ocurre dentro de la vida de un ser que está por nacer y sin embargo debemos tenerle tan, tan en cuenta que lo pasamos por alto. Curiosa forma de atenderlo, ¿verdad?

Será por la necesidad que sentimos de querer saberlo todo. Y ese saberlo todo no es posible. Lo que recuerda la memoria es hasta donde nos llega el límite de la consciencia.

Solo cada uno sabe lo que está a su alcance, y la fragilidad de las emociones en los recuerdos de un Ser que se ilusiona por llegar y ver la carita de su mamá, de su papá y formar parte de la familia que le espera con gran expectación. ¿Cómo le recibirá su hermanito, o hermanita?, ¿cómo se llevarán?, ¿se sentirá cuidado por cada uno de ellos?


Continuar leyendo…

EL ARTE DE MIRARSE A LOS OJOS A TRAVÉS DEL ESPEJO

Se dice que la vida de alguien comienza desde el momento en que la mujer sabe que va a quedar embarazada. Así me gustó creerlo desde que conocí La canción de los Himba.

Y lo cierto es que todas las emociones que vive la mujer durante el embarazo llegan al bebé desde el canal extrasensorial que conecta la vibración de la mamá con el útero materno. Así si una mujer quiere vivir con optimismo y buena conexión con su bebé desde antes del nacimiento, es tan importante su preparación… que no solo representa un cuidado físico, ni nutricional. Es un cuidado de la salud emocional más allá del que realmente nos enseñan a tener en cuenta.

La mujer vive su propia realidad ya desde su infancia, a través de las relaciones que establece con sus padres, su familia y sus grandes figuras de referencia. Y la influencia emocional de una generación que establece un lazo estrecho en las emociones que entre ellos se dá: los abuelos.


Continuar leyendo…

FAMILIA. El sueño en los niños, ¿qué hacer con las pesadillas?

En España, alrededor de un 30% de los motivos de las consultas en Pediatría está relacionadas con algún problema ligado al sueño.

Y es que los niños que descansan peor por la noche muestran mayor dificultad para relajarse y estar atentos, irritabilidad, mal humor, dificultades para asumir nuevos retos y aprendizajes y problemas de conducta. Por no mencionar los problemas de conciliación, descanso y salud para sus padres o cuidadores, que no pegan ojo por la noche y por el día toca afrontar un sinfín de tareas y responsabilidades…

A parte de cuidar de las rutinas, horarios, actividades relajadas, nada de estímulos que activan la mente (como tablets, tele, móvil o aparatos electrónicos varios con luces, sonido y movimiento demasiado estimulantes), debemos acompañar al niños en su conquista hacia la seguridad a la hora de dormir, como un momento tranquilo e idóneo para el ansiado descanso tras la actividad de todo el día activo ¡al día siguiente viene más! Pero, aquí viene la gran pregunta: ¿y qué hacemos con las pesadillas?
Continuar leyendo…

Una empresa que ayuda a conciliar es una empresa inteligente

Son ya numerosos estudios los que se han venido haciendo en la última década sobre la correlación entre felicidad y trabajo.

Adecco, en su VII Encuesta sobre la “Felicidad en el Trabajo” realizada a más de 3500 trabajadores en toda España, confirma que tener un buen salario no es tan valorado como disfrutar de un horario flexible que permita la conciliación laboral y personal. Esta misma encuesta también afirma que una mayoría de trabajadores renunciaría a un mejor sueldo a cambio de gozar de mayor felicidad en la oficina.

¿Estamos acaso ante un nuevo paradigma en la concepción de la organización de las empresas?
Continuar leyendo…