TU AUTOESTIMA A TRAVÉS DE LA LETRA

¿Qué es la autoestima? ¿Nacemos con autoestima? ¿Qué influye a la hora de formarse nuestra autoestima y autoconcepto? ¿es cierto que se refleja nuestra personalidad y autoestima a través de la escritura?

La autoestima se puede definir como el aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo. Sería la respuesta a: “¿me gusto tal y como soy?”

La autoestima se va formando desde las percepciones, pensamientos, sentimientos y tendencias que vamos repitiendo de comportamiento por resultados que obtenemos del mismo, y este conjunto global se crea entre los 18-24 meses de edad; esto es, alrededor del año y medio- dos años.

En esa edad nuestra fuente de experiencias y relaciones afectivas y sociales se basan en la familia, especialmente con nuestra figura de apego. La relación y el vínculo que se establece desde ya antes del nacimiento es la clave sobre cómo se va a ir desarrollando la formación de nuestro autoconcepto y autoestima. Y de nuestra infancia se establecen las conexiones y aprendizajes que darán forma a nuestra personalidad en la edad adulta.

AUTOESTIMA EN LA ESCRITURA

La escritura refleja inconscientemente nuestros procesos mentales, comportamientos, sentimientos, y carácter. A medida que vamos acumulando, desechando y adaptando aprendizajes, nuestra autoestima puede ir variando, trabajando en ella de forma consciente para cuidarnos y querernos más… y mejor.

Por eso que nuestra letra, así como nuestros pensamiento y formas de actuación, pueden ir cambiando.

La Grafología nos servirá como un instrumento muy útil en el conocimiento de nuestra propia personalidad y la de los demás. Los rasgos más visibles y los más ocultos se muestran en los rasgos de nuestros manuscritos como una ventana al interior de nuestra mente y psiqué.

La grafología, por lo tanto, estudia la interpretación de los rasgos de nuestra escritura, tanto en los gestos más conscientes como en los rasgos inconscientes de nuestra grafía, y muy especialmente en la firma.

Quienes poseen una buena autoestima, se aceptan a sí mismos y se gustan como son. Reconociendo sus cualidades y aceptando sus limitaciones. No se sienten superiores a los demás ni tampoco se posicionan ante el mundo en un lugar inferior. Para hallar mayor autoestima es importante trabajar en el autoconcepto “¿Quién soy yo?”, lo que le llevará a explorar en sus cualidades y capacidades para poder confiar en sí mismo: AUTOCONFIANZA

Esto ya predispone a entrar en un alto conocimiento personal de las cualidades, virtudes y limitaciones propias.

La INSEGURIDAD está vinculada a experiencias del pasado en las que no hemos tenido un resultado exitoso (entendiendo el éxito como sentirse seguro, querido, aceptado, valorado) y aquí juegan un papel crucial las emociones y la intensidad en cómo se nos han manifestado.

Cada uno de nosotros tenemos un temperamento y una personalidad que ya mostramos desde el nacimiento, y que se va moldeando con cada experiencia que vivimos y según sean las experiencias con nuestra primera red de apoyo y socialización: la familia.

Por eso es que no hay dos personalidades iguales: cada uno de nosotros sentimos y pensamos de forma diferente, por eso es por lo que no actuamos igual… incluso no actuamos igual en las mismas situaciones, e incluso podemos sorprendernos a nosotros mismos actuando de una forma inesperada ante una situación nueva (de la que no contábamos con una referencia anterior) y que crea una forma desligada a patrones de experiencias ya vividas. No tenemos una recuerdo de referencia para actuar.

Cada experiencia que vivimos hace que sintamos emociones, y así es como se archivan nuestros recuerdos en nuestra mente. A mayor intensidad de la emoción mas duradero será el recuerdo y habrá experiencias que nos activen ese recuerdo si volvemos a experimentar esa misma sensación: de miedo, rechazo, inseguridad… en una situación similar, volviendo a repetir patrón. Por ejemplo, el miedo a las piscinas porque de pequeños vimos cómo se ahogaba alguien y nos sentimos intensamente asustados.

Y por el contrario, la SEGURIDAD nos aporta la agradable sensación de ese éxito que supone para nosotros un resultado de aceptación, valoración, protección, pertenencia, reconocimiento. Todas las experiencias que podamos vivir desde esta sensación, se grabarán en nuestra memoria para repetir ese mismo resultado deseado.

LOS RASGOS MÁS DESTACADOS EN GRAFOLOGÍA PARA CONOCER EL “YO” REAL

Desde aquí, la Grafología nos puede ayudar a encontrar esas aptitudes que hemos ido desarrollando a lo largo de nuestra experiencia en la vida, y la actitud con la que nos mostramos a la vida, en diferentes áreas: en el plano más íntimo y amigos de confianza, en la vida social, en el trabajo, nuestras cualidades innatas para el liderazgo, o cualidades que podamos desarrollar de modo consciente para ese mismo fin.

Podemos tomar nota de ciertas cualidades para su entrenamiento: Por ejemplo:

Ante una entrevista de trabajo, podremos preparar nuestro lado más seguro para el puesto,

Valorar la compatibilidad de caracteres con nuestra pareja incluso desde el lado menos visible de su personalidad

Observar de antemano la honestidad de una persona, su tendencia a la generosidad o no, la fantasía, creatividad, la afectividad, cómo vive su sexualidad, dotes de mando o sumisión, constancia o dejar las tareas a medias, pensar de forma analítica o impulsiva…

Así como en niños pasa con los adultos. Si queremos conocer su mundo interior, cómo piensan, cómo se sienten, qué les afecta, cuáles son sus potencialidades, qué les cuesta más para aprender y adaptarse a una convivencia, normas, introversión o extroversión… lo mejor es no ser intrusivos, evitar preguntas incómodas o situaciones preparadas que pueden condicionar su respuesta. Déjales expresar mediante su lado más sincero: la expresión de su mundo interno a través de su expresión con las letras, y los dibujos (técnicas proyectivas gráficas). Es un tipo de comunicación personal, libre y sincera.

¿QUÉ ANALIZAMOS LOS GRAFÓLOGOS PARA INTERPRETAR LA AUTOESTIMA A TRAVÉS DE LA LETRA?

-Tamaño de letra

-Orden del escrito

-Legibilidad

-Presión

-Rasgos tipo

-Rúbrica y firma

 

¿Quieres saber más? Consúltame en raquel@conciliafam.com. Te atenderé encantada.

VIOLENCIA ENTRE IGUALES, HERIDAS ABIERTAS

¿Qué ocurre para que cada vez haya más casos visibles de acoso y violencia entre niños y niñas, o entre adolescentes?

Hay personas que opinan que el motivo por el que se le llame ahora “acoso escolar” es el mismo que el de hace años, los años de cuando nosotros, ahora adultos, íbamos al colegio o jugábamos en la calle y algún niño se metía con nosotros… o nosotros con otros (¿no?) Que si “Eres muy gordo y no puedes jugar con nosotros”, “Eres una chivata y no queremos que te vengas a nuestro grupo”, “te pego porque no me has cambiado el cromo que quería”, o porque simplemente, “eres un blanco fácil para sentirme más fuerte… “
Continuar leyendo…

EL ARTE DE MIRARSE A LOS OJOS A TRAVÉS DEL ESPEJO

Se dice que la vida de alguien comienza desde el momento en que la mujer sabe que va a quedar embarazada. Así me gustó creerlo desde que conocí La canción de los Himba.

Y lo cierto es que todas las emociones que vive la mujer durante el embarazo llegan al bebé desde el canal extrasensorial que conecta la vibración de la mamá con el útero materno. Así si una mujer quiere vivir con optimismo y buena conexión con su bebé desde antes del nacimiento, es tan importante su preparación… que no solo representa un cuidado físico, ni nutricional. Es un cuidado de la salud emocional más allá del que realmente nos enseñan a tener en cuenta.

La mujer vive su propia realidad ya desde su infancia, a través de las relaciones que establece con sus padres, su familia y sus grandes figuras de referencia. Y la influencia emocional de una generación que establece un lazo estrecho en las emociones que entre ellos se dá: los abuelos.


Continuar leyendo…

FAMILIA. El sueño en los niños, ¿qué hacer con las pesadillas?

En España, alrededor de un 30% de los motivos de las consultas en Pediatría está relacionadas con algún problema ligado al sueño.

Y es que los niños que descansan peor por la noche muestran mayor dificultad para relajarse y estar atentos, irritabilidad, mal humor, dificultades para asumir nuevos retos y aprendizajes y problemas de conducta. Por no mencionar los problemas de conciliación, descanso y salud para sus padres o cuidadores, que no pegan ojo por la noche y por el día toca afrontar un sinfín de tareas y responsabilidades…

A parte de cuidar de las rutinas, horarios, actividades relajadas, nada de estímulos que activan la mente (como tablets, tele, móvil o aparatos electrónicos varios con luces, sonido y movimiento demasiado estimulantes), debemos acompañar al niños en su conquista hacia la seguridad a la hora de dormir, como un momento tranquilo e idóneo para el ansiado descanso tras la actividad de todo el día activo ¡al día siguiente viene más! Pero, aquí viene la gran pregunta: ¿y qué hacemos con las pesadillas?
Continuar leyendo…