MAMÁ. Por Macarena Arnás Sánchez

Hacía tiempo que no me leía algo que me hiciera reflexionar más allá de lo que nos ocurre en el día a día, sobre emociones, sobre pensamientos. Sobre lo que ocurre dentro de la vida de un ser que está por nacer y sin embargo debemos tenerle tan, tan en cuenta que lo pasamos por alto. Curiosa forma de atenderlo, ¿verdad?

Será por la necesidad que sentimos de querer saberlo todo. Y ese saberlo todo no es posible. Lo que recuerda la memoria es hasta donde nos llega el límite de la consciencia.

Solo cada uno sabe lo que está a su alcance, y la fragilidad de las emociones en los recuerdos de un Ser que se ilusiona por llegar y ver la carita de su mamá, de su papá y formar parte de la familia que le espera con gran expectación. ¿Cómo le recibirá su hermanito, o hermanita?, ¿cómo se llevarán?, ¿se sentirá cuidado por cada uno de ellos?


Continuar leyendo…

Musicoterapia: emoción y expresión desde antes de nacer

La musicoterapia es el uso de la música o elementos musicales, como la voz y el sonido, el ritmo, la melodía o la armonía, como canal para ayudar a una persona o a un grupo de personas a lograr cambios y mejorar su bienestar a nivel físico, emocional, mental, social y cognitivo.

Durante el embarazo, la musicoterapia ofrece un embarazo de mayor calidad, mejor conexión y vínculo desde antes de nacer, un parto con menores riesgos o complicaciones, y una crianza desde la base de esa conexión positiva desde antes del nacimiento. Tras varios estudios llevados a cabo con mujeres que han practicado la musicoterapia durante su embarazo, el bebé come y duerme mejor tras el nacimiento.

De forma natural estamos preparados para comunicarnos musicalmente. Y en la primera infancia ya se dan verdaderos diálogos musicales entre el bebé y la mamá; de hecho la madre de forma instintiva se comunica con su bebé con un tono melódico al hablar y el bebé es totalmente sensible a percibir tanto las cualidades tonales (tono, timbre, y movimiento tonal) como temporales de su voz (pulso, tiempo, ritmo y sincronización).

¿Te has dado cuenta alguna vez de que un bebé presta más atención a quien le habla desde un tono cantarín que a quien le habla con un tono más lineal?. ¿Y que percibe el estado de ánimo de la mamá o su referente por su tono de voz?, ¿o que diferencia la voz de su mamá a otras voces desde su nacimiento?

También la mamá reconoce el estado de su bebé por el tipo de su llanto y sus gestos. Hay una gran comunicación desde el sonido de la voz y los gestos, es nuestro material natural más potente.

Para aplicar las técnicas de musicoterapia el terapeuta tiene en cuenta a la persona a quien va a tratar, y lo acompaña y le ayuda. No le juzga, ni le limita, le anima a probar, le ayuda a tener confianza en sí mismo y en el terapeuta, para dejarle SER  y que las sesiones de musicoterapia fluyan por donde tengan que fluir para llegar al bienestar de la persona. Le deja ser auténtico y la relación se convierte en cercana y profesional. El proceso de cambio supone una introspección tanto a nivel consciente como inconsciente, por eso es importante crear una buena conexión entre la persona que recibirá las sesiones y el terapeuta.

Las técnicas son muy naturales y profundas.

La musicoterapia es beneficioso en todos los aspectos, y conecta con nuestra naturaleza desde que existimos, antes de nacer.

La emoción, energía transformable

¿Conoces cómo se regulan las emociones?, ¿Sabías que hay emociones básicas que necesitan de otras para existir?. Cuando nacemos nuestra mesa de control de emociones es muy básica, estamos dominados principalmente por cuatro emociones opuestas: alegría-tristeza, miedo-calma. Los bebés son pura emoción, por eso que su cerebro aún está en desarrollo, es inmaduro. Es una necesidad de los seres humanos para poder darse un nacimiento natural por el canal del parto. Los bebés nacen emocionalmente dependientes de sus figuras de apego, no lo olvidemos cuando lloran y nos demandan… por eso es tan necesario el apego hacia uno o dos adultos, que suelen ser la mamá y/o el papá.


Continuar leyendo…

LA RELACIÓN DE APEGO: UNA BONITA HISTORIA DE AMOR

bebe apego

“Un niño que sabe que su figura de apego es accesible y sensible a sus demandas les da un fuerte y penetrante sentimiento de seguridad, y le alimenta a valorar y continuar la relación” (John Bowlby).

Érase una vez una mamá primeriza, que acababa de tener a su bebé. Y en su primer encuentro cara a cara le costó familiarizarse con el bebé como algo suyo…aun reconociendo que era demasiado pequeño para sacar parecidos, ¡no le encontraba ningún rasgo que le identificase con ella!.


Continuar leyendo…