Saltear al contenido principal
PEQUEÑOS MAESTROS. Escenas Para Reflexionar

Teniendo un niño cerca, cada día podemos aprender algo nuevo… ¡incluso aunque no nos lo propongamos!

La autenticidad, la escucha, la empatía, la observación sin juicios, la confianza, la seguridad, la conexión más allá de la emoción... todos estos ingredientes son imprescindibles para que los niños y niñas se sientan acompañados y seguros incondicionalmente por sus figuras de apego. Esto hará que crezcan seguros, felices, sintiendo que forman parte de un sistema en el que se les respeta y se les quiere. Desde donde son capaces de afrontar dificultades y aprender cosas nuevas. Nuevas, como por ejemplo, que cada día es posible querer a alguien un poquito más, porque el sentimiento de amor es infinito.

Del mismo modo Coaches y Terapeutas aportan un valor añadido y auténtico con sus clientes y pacientes gracias a la relación que establecen con ellos de empatía, confianza, seguridad, coherencia, escucha, conexión: VÍNCULO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba